600-1500 d.C

Cundinamarca – Boyacá

Los Muiscas ocupaban las tierras altas de la parte más ancha de la Cordillera Oriental, en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Santander. Su territorio comenzaba alrededor de los 1.500 m. sobre el nivel del mar, en tierra templada, desde allí se elevaba por los fríos páramos entre 3.000 y 3.400 m. luego bajaba otra vez hacia los valles altos entre 2.600 y 2.800 m., para finalmente ascender hacia las montañas y bajar por el otro lado. De esta variedad de alturas resultaba entonces, corno hoy una rica variedad de microclimas y zonas ecológicas, en las cuales se disponía de muchos y diversos recursos naturales y era posible cultivar una amplia variedad de productos. Este territorio incluía el amplio y antiguo lecho de un lago que hoy en día es la Sabana de Bogotá, con todas sus ramificaciones y extensiones: los valles de Sopó, Guatavita, Tabio, Tenjo, y Ubaté; los valles de Boyacá, como los que se encuentran en el camino a Tunja, Sogamoso, Duitama y Villa de Leiva. También los estrechos y empinados valles de Tenza, Ramiriquí, Turmequé, Choachí, y hacia el lado del Magdalena los de Pasca y Fusagasuga, casi todos estos nombres fueron heredados de los Muiscas.

Cuando los españoles llegaron a este territorio en 1537, lo encontraron densamente ocupado por unas gentes que llamaron Chibchas o Muiscas, que practicaban la agricultura, usaban textiles hechos de algodón y pintados, elaboraban una excelente cerámica pintada y poseían oro en abundancia. Lo último fue de gran interés para los recién llegados, quienes se dirigían en busca de un territorio de fabulosas riquezas, del cual habían oído relatos: la tierra de El Dorado, donde un cacique cubierto de polvo de oro se sumergía en un lago de la montaña. Curiosamente, los españoles parece que nunca entendieron que entre los Muiscas habían encontrado el origen de estas leyendas.

No hay claridad, en que época llegaron las primeras gentes a la Sabana de Bogotá, pero se sabe que hace más de 12.000 años ya estaban allí. Las excavaciones realizadas en 1969 revelaron una serie de depósitos que reflejan cambios en las condiciones climáticas, que se remontan unos 34.000 años atrás y por lo tanto corresponden con la época de la última glaciación.

La cerámica presenta variedad de formas como: copas, cuencos, jarras, cántaros, ollas grandes y pequeñas, así como una vasija característica del área Muisca la múcura, además representaciones humanas y de animales.

Sabemos, por los relatos de los cronistas españoles de 1500 y 1600, que los Muiscas tenían una economía agrícola bien desarrollada, que cultivaban maíz, papa, coca y algodón, con este ultimo se identifican como grandes tejedores de textiles y mantas. También tenían un importante manejo comercial para el intercambio de productos.

ARTE DE LA TIERRA. Muiscas y Guanes

Personaje
1400 d.C.
Boyacá

Mucura
1400 d.C.
Boyacá

Brasero ceremonial
1400 d.C.
Cundinamarca

© 2010 Fondo de Promoción de la Cultura | Recomendar este sitio

Usted es nuestro visitante No. contador de visitas